Pedir un crédito: A tener en cuenta

El ponente, un experto en la materia, no se limitó a hablar de la bien conocida cláusula que afecta a numerosas hipotecas firmadas en plena bonanza económica, gracias a varias sentencias ahora ya se puede reclamar los gastos de hipoteca, sino que fue más allá y planteó, en relación con esta cuestión, la importancia de la información que recibe el consumidor sobre las características y condiciones de su crédito. Demasiadas veces, esta información que recibe y recibía el cliente medio sobre el préstamo que pedía al banco era insuficiente o poco clara, y llevaba a desconocer la existencia de ciertas cláusulas, como la suelo, que supuso para muchos pagar cuotas que nunca se beneficiaban de la bajada del euríbor. Y dándose cuenta de este tipo de cláusulas el cliente, que en plena crisis agradece cualquier ahorro, por mínimo que sea, se pregunta:

¿Por qué accedí a estas condiciones?

La mayoría se plantean que han sido engañados, que confiaron en su banco (o caja, entonces) de confianza, que no saben de números … La realidad es que además de información, a los consumidores les faltó asesoramiento y en cambio, los sobró prisa. Así pues, si tiene que pedir un crédito dote s de tiempo, calma, información y asesoramiento.

Pedir un crédito supone tener un vínculo (contractual) con el banco

Sobre la prisa, hay que evitarla, que siempre es mala consejera. Es importante que el consumidor dé cuenta de que pedir un crédito supone tener un vínculo (contractual) con el banco que debe durar un cierto tiempo (muchos años si se trata de un préstamo hipotecario) y del que no nos podremos desatar fácilmente ;que el crédito es un producto con unas características determinadas que nos ofrece el banco y que, por tanto, tenemos que poder comparar con otros productos de otras entidades bancarias con diferentes condiciones.

El abogado que estudiará el contrato a fondo

Pero aparte de tomarse su tiempo para tener la máxima información, para acceder al crédito necesario asesoramiento. Un buen asesoramiento que no puede prestar el propio banco, ya que es propia parte interesada y, por tanto, quiere colocar su producto al potencial cliente lo más rápido posible; no olvidemos que los bancos tienen por objetivo tener beneficios ya través del crédito se procuraban, y muchos. Así pues, este asesoramiento previo para el crédito (y para la refinanciación o renegociación de las condiciones!) Había y debe venir de un tercero como es ahora el abogado (su de confianza, por ejemplo), que estudiará el contrato a fondo, las condiciones económicas y le asesorará de forma imparcial.

A día de hoy, sin embargo, y con una ciudadanía cada día más empobrecida, la importancia de este servicio de asesoramiento previo al crédito hace que sea necesaria su gratuidad y, por tanto, debería proveer la Administración Pública a través de los Ayuntamientos. Además de la oficina de atención al consumidor (OAC) o de la oficina de intermediación hipotecaria (OFIMEH, creada por el Ilustre Colegio de Abogados de Terrassa), sería necesario que un órgano especializado asesorara al ciudadano que necesita acceder al crédito sobre las condiciones que la entidad bancaria le ofrece a fin de evitar que se repitiera una situación como la que se produjo antes de estallar la crisis con la firma indiscriminada de préstamos hipotecarios y refinanciaciones.

La idea es nueva aquí, pero ya existe en Inglaterra, donde la Administración Pública ofrece un servicio de asesoramiento pre-crediticio a los ciudadanos que prestan abogados y economistas. Desde aquí hago un llamamiento al Ayuntamiento de Terrassa para que sea pionero en esta cuestión y opte por dotar al terrasense de las herramientas que le posibiliten no sólo solucionar sus problemas, sino evitarlos.

La Dación en Pago: ¿ Como conseguirla ?

Quienes tengan una hipoteca y no puedan pagarla podrán, en caso de estar dentro de una lista de requerimientos, optar a la dación en pago. Os vamos a hablar de qué es y quien puede acceder a ella.

 Cuando hablamos de dación en pago hacemos referencia a la posibilidad de cancelar un préstamo hipotecario entregando al banco la vivienda hipotecada.

Esta figura jurídica se encuentra regulada por los preceptos del ordenamiento jurídico español que encontramos en una referencia  del código civil. También en la ley hipotecaria y desde el año pasado

la dación en pago como medio liberatorio de la deuda hipotecaria también se encuentra regulada en el Real Decreto-Ley 6/2012, de 9 de marzo,

dacion-en-pago-condiciones

Este real decreto fue la respuesta urgente y necesaria que el gobierno dio por la grave situación de los deudores hipotecarios que como consecuencia de la profunda crisis económica del país han dejado de pagar la hipoteca y se han visto inmersos en un procedimiento de ejecución hipotecaria perdiendo su vivienda pero manteniéndose de forma absurda la deuda.

Requisitos para acceder a la dación en pago.

Es evidente que la dación en pago no es aplicable a todo el mundo, de hecho el real decreto ley cuando prevé la posibilidad de cancelar la deuda hipotecaria entregando al banco la vivienda hipotecada lo hace pensando en un grupo determinado de personas.

Concretamente y especialmente en las familias que tienen una hipoteca sobre su única vivienda habitual en propiedad que no pueden pagarla porque carecen de ingresos, derechos o bienes suficientes para hacerse cargo de ella, encontrándose estas mismas familias en situación de grave exclusión social.

Si te encuentras por tanto en este supuesto, es decir que tienes una deuda hipotecaria que no puedes pagar porque no tienes ingresos, ya sean derivados del trabajo o de una actividad económica, no tienes tampoco bienes y medios suficientes para hacerte cargo de las pérdidas y además la cuota hipotecaria que tienes que pagar es superior al 60% de los ingresos que entran dentro de la unidad familiar entonces podrás solicitar a tu banco la dación en pago.

Es muy importante qué la entidad financiera con la que suscribiste tu hipoteca esté adherida al famoso código de buenas prácticas.

Qué es el código de buenas prácticas

Muy resumidamente el real decreto ley 6/2002 prevé una serie de mecanismos para permitir la reestructuración de la deuda hipotecaria de aquellas personas que no pueden atender la hipoteca.

Entonces el artículo 5 del real decreto-ley habla de un código de buenas prácticas y además no sólo habla de un código de buenas prácticas para la reestructuración de la deuda hipotecaria sino que incorpora en ese código de buenas prácticas como anexo a ese real decreto la ley de la que estamos  haciendo referencia a lo largo de este artículo.

dacion-en-pago

Porqué es importante este código de buenas prácticas

Por dos razones: primera, ya lo anunciamos antes, porque es necesario que nuestro banco este adherido para pedir la dación en pago, osea que nuestra entidad financiera esté adherida a ese código de buenas prácticas.

Para que sepais si vuestra entidad está incorporada os dejamos lista de bancos donde podeis consultarlo:

Lista de Entidades Financieras adheridas al Código de Buenas Prácticas

Casi el 95% de los bancos están adheridas a este código de buenas prácticas. Por este aspecto normalmente no tendreis problema.

Segundo motivo por el cual es importantísimo este código de buenas prácticas es porque establece unas pautas y pasos a seguir. No es suficiente con plantarse delante del banco y decir “Aquí estoy y quiero la dación en pago”…. sino que este código de buenas prácticas establece los pasos a seguir para lograr esa dación en pago.

dacion-pago-requisitos

Pasos a seguir para solicitar la dación en pago

Si crees que cumples con todos los requisitos que antes mencionada para solicitar la dación en pago entonces lo que tienes que hacer es acudir de inmediato a tu entidad financiera para comunicarles

¿ que es lo que a tu banco ?

Pues lo que hará tu banco en un primer momento será estudiar el estado actual de la hipoteca y lo que te propondrá será una reestructuración lo más viable posible de la deuda hipotecaria, es decir un plan de refinanciación.

¿ Y en que puede consistir ese plan de refinanciación ?

Puede que te ofrezca :

  • Un periodo de carencia de dos, tres, cuatro años o incluso una ampliación del plazo total de amortización o incluso una rebaja del tipo de interés.

Con esta nueva reestructuración de la deuda puede ocurrir ocurrir dos cosas:

  • La primera qué funcione y por lo tanto podamos asumir mensualmente el pago de las cuotas hipotecarias ofrecidas en el acuerdo, en este caso sería perfecto.
  • O bien por qué durante un tiempo sí que funcione pero que después nos encontremos otra vez ante impagos de la cuota hipotecaria, en cuyo caso el banco lo que podrá ( porque es una facultad, es potestativo, no es para nada una obligación) ofrecer una quita de la deuda hipotecaria, es decir una rebaja del total de la deuda,  si con esto llegamos a pagar y cumplir con nuestras obligaciones hipotecarias entonces ahora sí podremos solicitar la dación en pago y cancelar la deuda total con el banco mediante la entrega de la vivienda y el banco deberá aceptar la cancelación de la deuda hipotecaria con la entrega de la vivienda.

¿ Cuando entregar la vivienda ?

Si la dación en pago es una realidad y por la tanto se hace efectiva eso no quiere decir que tengas entregar tu vivienda de inmediato al banco, podrá seguir ocupando la vivienda durante dos años máximo, y pagando una renta adecuada a tus circunstancias: Se estima de una renta anual equivalente al 3% de la deuda.

La dación en pago solo exite para quien cumplen con los requisitos legales

Cosas a tener en cuenta al elegir Abogado

Algunos factores importantes a tener en cuenta a la hora de elegir un buen abogado bajo nuestra experiencia son:

Primera consulta gratuita

Normalmente todos los abogados ofrecen un primera consulta gratuita, ya sea a través de consulta telefónica, email o presencial, en la cual se expone el caso en detalle y se valoran las mejores vías por las que encauzar el caso. Es después, una vez escuchado los detalles,  cuando el abogado enviará un presupuesto detallado y sin compromiso.

Esta primera consulta tiene que servir para conocer las referencias, experiencia, tipo de despacho y salir con una idea clara a nivel “emocional”  del tipo de abogado que nos puede llevar el caso.

elegir el mejor abogado

Abogado con especialización en la rama

Dentro de la rama de derecho hay diferentes opciones, es importante que busques a uno especializado en la rama que necesites, esto será una garantía frente a otros abogados especializados en otras ramas. Pídele información del problema legal que tengas y asegúrate de la experiencia que su despacho pueda ofrecerte.

Referencias cercanas

Siempre que tenemos que elegir al abogado para que nos lleve un caso legal, nos preguntaremos qué tan confiables son, para lo cual buscamos referencias entre nuestros amigos, vecinos y familiares. El boca a boca sigue siendo el mejor consejo.

¿ Donde esta el buen abogado ?

Que el despacho desde el cual tiene que prestar sus servicios y atenderte esté situado cerca del lugar de tu residencia será un factor a valorar. Tienes que saber que si el proceso es largo este factor es muy cómodo y desde luego un punto muy importante a tener en cuenta para las futuras reuniones a mantener. El Abogado “cerca” en las encuestas de satisfacción es uno de los puntos más valorados.

Que mire por tus intereses

El mejor abogado será el que que ponga tus intereses por encima de todo y no se mueva por sus propios intereses, al fin y al cabo tu satisfacción tiene que ser el objetivo principal, escúchale y ten en cuenta que no te lleve por la dirección contraria;

Honradez y profesionalidad deben de ser sus tarjetas de visita.

Simpatía

Puede parecer algo “frívolo”, pero “Es importante que él o ella tenga la capacidad de escuchar, de comprender, de no hablar sobre “si” mismo  y de explicar el proceso de una manera sencilla y comprensible”.

Temperamento

El divorcio es una cuestión muy emocional, pero no quiera un abogado que ponga en contra, sin sentido, sus sentimientos contra los de su cónyuge. “Busque un abogado que no quiera pelear sin razón, porque cuanto más se lucha, más le costará.”

abogado defensa

Promesas

Tome nota de las promesas audaces por su abogado. “Tenga cuidado con los abogados que le dicen lo que quiere oír”. Si quiere la pensión alimenticia o la custodia, por ejemplo,  y cinco abogados le dicen que usted no lo conseguirá, y uno le dice que sí tenga en cuenta la opinión de la mayoría “.

Personal de apoyo

Un abogado es sólo tan bueno como su oficina y el personal que tiene a su cargo. Busque uno que también tenga socios, asociados y personal de apoyo como expertos en sus puestos de trabajo y que entiendan su situación, esos ayudantes serán tan importantes como su propio abogado.

“Los clientes de divorcio a menudo están aislados y asustados” y necesitan sentirse apoyados.

Costos, ¿ Cuánto cuesta un abogado ?

Y llegamos al último punto del artículo, y no por ello menos importante.

Este es uno de los “ticks” que más problemas o dudas a la hora de elegir nuestro abogado. Tenemos en cuanta que podemos encontrar una gran disparidad de opciones entre los diferentes abogados a contactar. En primera instancia los presupuestos muy bajos nos tienen que hacer dudar, porque hay que reconocer que por como está montado el “sistema” los costos de los abogados no son realmente baratos.

Si hay presupuestos similares la experiencia y el “feeling” que nos aporte la primera entrevista es fundamental. Los abogados ofrecen servicios especializados y estamos ante situaciones que pueden afectar para al resto de nuestra vida. A veces, si es posible desde luego, hay que NO escatimar en este aspecto porque nos podemos llevar sorpresas desagradables.

Aún así el más caro no tiene porque ser el mejor.. simplemente hay que valorar todo y tener en cuenta los factores anteriores. Dentro de los presupuestos oficiales de abogados hay unos “mínimos” y “máximos” que el Colegio de Abogados pertinente puede informar sin ningún tipo de compromiso.

Las tarifas pueden variar de un fondo de 300 euros para un simple divorcio de mutuo acuerdo o divorcio Express  a  miles de de euros dependiendo de la ciudad y complejidad de la situación. Pida presupuesto detallado y referencias.

Pregunte por adelantado acerca de las tarifas y formas de mantener los costos generales en vigor. Por ejemplo, es posible trabajar sobre todo con un abogado “ayudante” que cobra una tarifa por hora más baja, siempre y cuando la estrategia de su caso sea supervisado por un abogado principal. Además, podrá resolver cualquier pregunta o duda y abordarlos en una sola llamada telefónica o correo electrónico.

Tenga en cuenta que “deshacerse” de un mal abogado no es fácil y hay muchos casos en los que es más complejo que el propio acto de encontrar un abogado bueno en primera instancia.